Se Vende Felicidad

Se Vende Felicidad

Pensando en lo sobrevalorada que está la felicidad... en lo "tontos" que nos ponemos cuando creemos haberla conseguido para siempre y lo muy "tontos" que nos ponemos cuando la perdemos y creemos que no volverá nunca....la felicidad es un estado impermanente, al igual que la infelicidad...sin embargo, en esta sociedad hedonista, "la búsqueda de la felicidad eterna" se ha convertido en una falacia comercial más y en una carrera de fondo sin fin guiada por falsos gurús, y el mundo se llena de personas angustiadas preguntándose si de esta o aquella manera podrían ser o haber sido más felices...metidos en una vorágine de frustración, anhelo de lo que podrían haber sido sus vidas y desmotivación por la vida que están viviendo y por todo lo que tienen...que paradójicamente, y por estas partes "evolucionadas" del mundo, suele ser muchísimo.
Mi padre reflexionaba una vez: "al pastor le hicieron un desgraciado cuando le regalaron un transistor, él simplemente era feliz con sus ovejas, un palo y una navaja"...quizás mi padre es un poco exagerado, quizás ni el pastor era tan feliz, ni el transistor le hizo tan desgraciado, pero...ahora entiendo el fondo del mensaje. Cada vez más estudios demuestran que la cantidad de opciones a las que puede aspirar hoy en día una persona es indirectamente proporcional a su sensación subjetiva de satisfacción. Es decir, cuantas mas opciones de elección tenemos, más insatisfacción, ¿curioso, no? Esto está claro si pensamos que por cada cosa elegida hay un montón de ellas que tenemos que desechar, y con ello la eterna duda de ¿habré hecho lo correcto? Está claro que al ser humano de esta era "le pone" la complejidad...
No es que yo piense que la ambición por mejorar en la vida y por poder optar a multitud de cosas no sea positiva e incluso necesaria...pero...¿tenemos siempre clara dónde está la linea entre sana ambición y locura? y por otro lado, ¿esas ambiciones son realmente nuestras o son lavados de cerebro de la masa? ¿realmente estamos tan incompletos a todos los niveles? ¿realmente necesitamos tantas cosas para sentirnos realizados?
Aprender a aceptar lo que somos y tenemos, y a valorar nuestras ovejas, nuestro palo y nuestra navaja, podría ser un muy buen comienzo para empoderarnos , y a partir de ahí seguro que llegamos a donde realmente tengamos que llegar...ni más, ni menos...da igual...siempre y cuando disfrutemos del paseo.

María Robles.

facebooktwitter

En esta web hacemos uso de cookies para que funcione todo correctamente. La legislación europea nos obliga a pedirte consentimiento para usarlas. Por favor, acepta el uso de cookies y permite que la web cargue como cualquier otra web de Internet. Para saber más sobre el uso que hacemos de las cookies lee nuestra Politica de Privacidad y Cookies.

Acepto la Politica de privacidad y Cookies.

EU Cookie Directive Module Information